Vivir la Semana Santa en Asturias

Semana Santa en Asturias

Si hablamos de Semana Santa pocos lo asociarán con Asturias. Cierto es que no se debe comparar con las procesiones que se celebran en Sevilla ni con el fervor religioso de los andaluces, pues a fin de cuentas cada tradición tiene su momento especial y su particular característica que la hace grande.

Aún así, en Asturias también se viven con pasión los desfiles religiosos y bien merecen una visita. Además, cuentan con un punto a favor y es que no son tan multitudinarios como los actos de Andalucía o Castilla, por lo que se puede disfrutar de ellos de un modo más relajado.

Pequeño repaso a la Semana Santa asturiana

Una de las mejores Semanas Santas de la región es la de Avilés, que congrega una decena de procesiones en apenas ocho días. Las diversas cofradías religiosas que hay en la ciudad organizan durante todo el año los desfiles que en estos días saldrán a la calle.

No es lo único que tiene la Semana Santa avilesina: hay exposiciones filatélicas, de las prendas propias de las distintas hermandades, charlas relacionadas con todo esto e, incluso, un curso de fotografía en el que se premia a los que hayan conseguido tomar la mejor imagen de estos días.

Avilés no es la única localidad asturiana en la que se vive con pasión la Semana Santa. Son conocidas las procesiones de Villaviciosa, donde más de 2.000 cofrades salen a la calle, y, como no, también las de Oviedo  y Gijón. Llama la atención, por lo curiosa que es, la celebración que se realiza en Besullo, en Cangas del Narcea.

El sábado Santo, antes de que llegue la medianoche, se enciende una hoguera denominada Fumaza. Todos los congregados bailan y danzan alrededor de la misma a lo largo de la noche. Sin embargo, este baile es más profano que religioso y se acompaña con la degustación del bocho, un pan dulce que se elabora artesanalmente por estas fechas.

Peculiar es también otra de las celebraciones que tienen lugar en Cudillero. Se trata de la tradicional procesión del Silencio, un desfile que está cargado de una fuerte carga emocional y en el que la propia villa marinera se convierte en protagonista.

Pero no sólo de fervor religioso se vive en Asturias durante estas fechas. Es habitual que cuando llegan estas fechas también lo haga el buen tiempo, un clima perfecto para realizar turismo y conocer diversos rincones de Asturias. Además, es un momento excelente para conocer alguna de las jornadas gastronómicas que se celebran en la región en estos días.

Para saber más de esta Comunidad:

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top