Maletas de viaje: Ese importante complemento

valijas azules

Generalmente os escribo de los diferentes destinos que podéis visitar por España: De ciudades, de pueblos con encanto, de monumentos, de castillos, incluso de gastronomía, pero no suelo detenerme en hablar de todo aquello que rodea a cualquier viaje y que también hace que la experiencia sea mejor o peor.

La preparación del viaje es tan importante como pueda serlo el destino elegido, y eso implica la ropa que llevarás, los mapas, la búsqueda de sitios para comer, el tiempo con el que te encontrarás o, sí, la maleta que elijas llevar.

Ya no hablo solo de viajes en avión donde tendrás que decidir si llevarla en bodega o en cabina y por tanto tendrás que pensar en el tamaño de la misma, sino también de su rigidez, de su peso, o incluso de su color. Esto que para muchos puede parecer una tontería, para otros es esencial por su componente mental. En mi caso, por ejemplo, suelo llevar valijas azules porque es mi color, el que me relaja, el que me aporta confianza. Nunca llevaría una maleta roja o amarilla.

Pero esta es solo una de las características a tener en cuenta. Hay varias.

¿Qué maleta elegir para viajar?

Dentro de poco salgo de viaje en coche. Haré una ruta con algunos familiares e iremos en un coche de tamaño medio por Asturias. Ya lo hemos planeado todo, la ruta, las noches que haremos y los hoteles… pero ¿sabéis qué? para nada hemos hablado del equipaje. Ayer me di cuenta de que el maletero del coche no es demsiado grande, y yo, generalmente, suelo llevar una maleta grande, y más si como en este caso es un viaje de más de 7 días. El problema está en que si todos llevamos una maleta grande no habrá espacio en el maletero…

Por tanto, una de las primeras cosas a tener en cuenta será el tamaño, porque el tamaño sí importa.

Tamaños de maletas

Sea en coche, avión o tren, lo primero será pensar en dónde irá la maleta. En coche o tren llevar maletas grandes puede resultar incómodo por el poco espacio existente. En avión es más fácil si piensas en llevarlo en bodega.

Generalmente te vas a encontrar con cuatro tamaños de maleta: La de cabina, las medianas, las grandes y las extragrandes. En todos los casos se mide en altura x anchura x fondo de modo que una de cabina suele ser de 55x40x20 cms.

Si vas a llevarla en cabina debes tener muy presente que las aerolíneas son cada vez más exigentes y estrictas, de modo que procura no pasarte con las medidas máximas que ofrecen para llevarla contigo.

De hecho, el pasado mes de octubre el Parlamento Europeo aprobó un Decreto para armonizar las medidas que deben tener las maletas de cabinas para llevarlas gratis sin costo. No es de obligatorio cumpliiento por las compañías, pero sí que sirven para unificarlas.

El estandard se ha puesto ahora en 55x35x20 y el peso está en 8 kilos máximo. Sin embargo, como decía, no es de obligado cumplimiento, y es que también hay resoluciones que dictaminan que son las propias compañías las que pueden establecer sus propios baremos e incluso cobrar o no por las maletas en cabina.

En cuanto al peso en bodega depende de las distancias, pero generalmente suele estar en 21 / 22 kilos por maleta.

Maletas de 2 o de 4 ruedas

Esto va en la comodidad sobre todo. En mi caso las prefiero de 4 ruedas por una sencilla razón: Dolores de espalda. Cuando llevo una de dos mi espalda tiende a cargarse por el simple hecho de llevar el brazo hacia atrás arrastrando de ella. Una de 4 ruedas te permitirá deslizarla a tu lado sin mayores problemas.

Sin embargo, debéis tener en cuenta que dos ruedas es más díficil que se rompan en el trajín del aeropuerto, pues suelen ir empotradas en la maleta, y que sobre todo para andar por la ciudad es más fácil de salvar obstáculos que con una de 4 ruedas.

Las de 4 ruedas tienen la ventaja además de ser más maniobrables en espacios pequeños, pero también el inconveniente de que, aparte de que se puedan romper más fácilmente las ruedas, quitan espacio, dado que las ruedas van separadas de la maleta y no empotradas.

Asas de la maleta

También es importante la calidad y número de las mismas. Mi maleta tiene unas asas extremadamente débiles y suelen darme problema a la hora de extenderlas y reducirlas, porque se atascan. También debéis mirar que tengan asas normales en los laterales para manejarlas a la hora de ponerlas en la cinta transportadora, recogerlas de las mismas o subirlas al portaequipajes.

Peso

Si tenemos en cuenta que en cabina como máximo tendrá 8 kilos (hay aerolíneas que te ponen un peso máximo de 7 kilos), ya os dais cuenta de lo importante que es que la maleta pese poco. La media del peso de una maleta vacía es de unos 3 kilos, de modo que el margen que queda para meter ropa o enseres es de 4 / 5 kilos. Por eso es importante que la maleta pese lo menos posible

Maletas blandas o rígidas

Es uno de los aspectos principales a la hora de elegir qué maleta comprar.

Soy más de maletas blandas porque son más manejables y adaptables y sobre todo, permiten envasar más ropa, dado que son flexibles. No obstante, tienen el inconveniente de que si el material no es demasiado bueno, son más propensas a romperse con el manejo de las mismas por el personal de los aeropuertos.

Recordad que no en todos los aeropuertos os van a tratar las maletas con excesivo cuidado, y que en algunos incluso, podríais espantaros de cómo a veces las lanzan.

El material rígido es más difícil de romper y a la vez protege mejor el interior. Eso sí, es menos flexible y por tanto, dentro, cabe lo que cabe. No te va a ceder para que metas ese último abrigo que al final siempre se quiere llevar en la maleta. Además debéis tener en cuenta la impermeabilización, y es que si viajáis a un sitio donde hay previstas lluvias, o donde suela llover, debéis tener en cuenta que una maleta blanda se puede empapar, mientras que una rígida, no.

Todo esto hace que, en general, una maleta rígida tenga mayor duración de vida.

Y el color

Pues lo dicho al principio. Quizás sea una cuestión mental. Quizás no. Pero yo me siento más cómodo viajando con una maleta de mi color preferido, el azul, que no con un color que me pueda producir intranquilidad.

Hay quien os dirá que en la elección de color influye el que luego se pueda identificar más rápidamente. Pues sí, también, porque en las cintas transportadoras lo que más hay son maletas negras, y a veces cuesta identificar la tuya porque hay muchas y muy parecidas.

Aunque claro esto siempre se solventa con cualquier lazo o cualquier pegatina que sea persona tuyo.




Top