Las playas de Benidorm, paraíso en verano

Playa de Levante

Creemos que no hace falta decir que Benidorm es uno de los grandes centros turísticos del verano español. Son muchos los grandes atractivos que presenta esta ciudad de la zona del Levante para atraer cada año a miles y miles de turistas procedentes de toda España y Europa. Playas maravillosas, un lugar perfecto para pasear y una animadísima vida nocturna hacen de este lugar todo esto que os decimos.

Hoy queremos centrarnos en las playas de Benidorm, catalogadas por muchas cosas entre las mejores de Europa. Por eso están declaradas como Bandera Azul por la comunidad europea, además de contar con todos los servicios imprescindibles y necesarios para poder disfrutar de ellas en familia.

Una de las más conocidas es la Playa de Levante, que curiosamente se le conoce como la playa del amanecer. ¿Porqué?. Sencillamente porque a su alrededor es donde se sitúa la vida nocturna de la ciudad, por lo que al amanecer veréis a mucha gente descansando en la playa. El paseo marítimo además está lleno de cafeterías y restaurantes para tomar algo y comer durante el día.

Lo mejor para pasar un día en ella es acercarse tempranito, porque más tarde va a estar abarrotadísima de gente, y eso que cuenta con seis kilómetros de longitud. Es una playa ideal para venir en familia, ya que no es demasiado profunda y cuenta con zona de juegos para los niños. Además se puede ir andando hasta ella desde cualquier punto de Benidorm.

La otra playa más conocida de esta zona es la Playa de Poniente, que por lo general no suele estar tan llena como la de Levante. A mí me gusta particularmente esta playa por esa sensación de mayor tranquilidad, además de que no hay rocas y, un secreto, las puestas de sol son espectaculares. También se puede llegar muy fácil desde la parte vieja de la ciudad, que os recomiendo visitar también.

Por último, una recomendación si encontráis demasiado bullicio en las dos anteriores playas. Acercaros a la Playa de Malpas, situada bajo el puerto y los acantilados del castillo. Es mucho más pequeña que las anteriores, de apenas 120 metros, y tiene al norte Punta Canfali y al sur el puerto deportivo. Una playa ideal para venir en pareja y con tranquilidad.

Cualquiera de estas tres playas os vendrá maravillosamente para pasar vuestras vacaciones en Benidorm. Cada una es algo distinta a las otras, por lo que hay que saber elegir o ir probando con una y otra. Lo que está claro es que las tres son estupendas. Por algo Benidorm es un paraíso para los turistas.

Foto Vía Maninas

Print Friendly, PDF & Email

Tags: , , ,




Sin comentarios

Comments RSS

  1. Juan dice:

    La fotografia de Jose Luis Vargas es muy elocuente y corrobora el contenido de la información. Afortunadamente en España contamos con Benidorm como uno de los destinos turisticos mas importantes del mundo. Lo tiene todo:sol, playas, infraestructura,musica, baile, atracciones, vida nocturna, comunicaciones, cercania a grandes ciudades. . .etc. No es cuestión de pensarlo sino de visitar tu agencia de viajes y venir a Benirdorm ¡ Y comprobarlo ! Y ademas ¡ En cualqueir época del año !

  2. Luis dice:

    Mi criterio sobre Benidorm y otros municipios similares repartidos por gran parte de la costa Mediterránea española es tan simple como egoísta: mientras más sujetos se sientan atraídos por estos lugares, más probabilidad existe de que nadie invada la playa de aguas azul turquesa y arena blanca y fina situada frente a mi hogar. Para qué entrar en discusión si Benidorm es o no un lugar agraciado si ya se sabe de antemano que hay tantas opiniones como personas. Personalmente, prefiero escuchar el batir de las olas sobre la playa solitaria que tengo frente a mi casa y no los gritos y las palmas de un grupo de energúmenos borrachos, o el paso de varios tarados con “músicas” estridentes a todo volumen en el interior de sus utilitarios. Como español, y aunque el sentimiento de patriotismo no lo tengo muy enaltecido -ni deseo tenerlo lo más mínimo-, prefiero cruzarme con compatriotas y no con turistas extranjeros de baratillo que sólo vienen al país en el que nací para disfrutar por cuatro céntimos de un sol y de un mar de aguas cálidas que no tienen en sus países de origen, sin importarles lo más mínimo España. Y ya puestos a preferir, si no me cruzo con nadie, pues la verdad: mejor aún. Lógicamente, y por puro interés, nunca hablaré mal de Benidorm. A título de curiosidad -la ajena, se entiende-, soy madrileño, del barrio de Argüelles para más señas, donde nací ya hace bastantes años, he de desplazarme a Benidorm, en concreto al Rincón de Loix, por temporadas por cuestiones económicas, y tengo mi residencia frente al océano, en un lugar apartado de todo y de todos, cuya ubicación me reservo para evitar en lo posible que cohetes, músicas estridentes, berridos grupales, vuvuzelas -vuvu: hacer ruido en el idioma zulú-, palmas, vómitos y demás deyecciones de sujetos que sólo tienen en común conmigo el parecido fisionómico consustancial a la especie a la cual pertenecemos, lo acaben manchando. Que Ustedes lo pasen bien en Benidorm.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top