Vigo, el puerto de la ría más hermosa

Vigo y su ria

La ciudad de Vigo se derrama en la ladera de una colina y en torno a la ría, una vista preciosa de uno de los mejores puertos pesqueros de España. En primavera y otoño los buques provenientes del Mar Báltico y el Mediterráneo se detienen aquí para descansar y dar a sus tripulantes la oportunidad de visitar una ciudad tan acogedora y cálida.

La mayoría de los turistas que nos interesamos por Vigo es porque nos sentimos atraídos por la magia y la fascinación de una región como Galicia, la costa quizás más venerada de Europa, la histórica peregrina que va al encuentro de Santiago en la cercana Compostela.

Y dentro de esta Galicia deslumbrante y misteriosa se halla Vigo. Dicen muchos que Vigo no tiene muchos lugares de interés. Se nota que no la han visitado, o bien que no se han perdido por las sinuosas callejuelas del puerto, en el Casco Vello, rozándose y llenándose del sabor de sus tiendas y sus fabulosos restaurantes de marisco.

Porque Vigo tiene el mejor marisco de la región, las primeras ostras, los primeros mejillones, las variedades más excelentes de la langosta, yo diría que en toda Europa. Los caballeros templarios plantaron un olivo en la catedral, dándole el símbolo a Vigo, la ciudad olívica.

Casco Vello

Y para los que digan que Vigo no tiene lugares de interés, yo les recomendaría un paseo por las empedradas calles del barrio del Berbes, el viejo puerto, o tomar un ferry hasta las islas Cíes, si es que no os gusta callejear. Allá en la desembocadura de la ría se halla este maravilloso paraje, con sus playas de película, con una impresionante anidación de aves.

También nos podemos ir de compras a lo largo de la Gran Vía o la Puerta del Sol, o recorrer con nuestra mirada la extensión de la ciudad desde su castillo, en el Monte Castro. Vigo tiene bellísimos ejemplos de buena arquitectura, como el Palacio de Quiñones de León, del siglo XVII, casa museo, cerrado los lunes, de la historia local, desde los mismos castros celtas hasta nuestros días.

Después podemos tomar los autobuses 1, 2 o 18 para acercarnos a las hermosas playas que se divisan desde la Avenida de Galicia, o admirar el arte moderno en el insólito Museo de Arte Contemporáneo, MARCO, construido cerca de una antigua prisión.

Y es que quien pueda seguir diciéndome que Vigo no tiene lugares de interés es porque realmente no quiere verlo. Vale la pena, os lo aseguro.

Tags: , ,

Imprimir


También te interesará...

Sin comentarios

Comments RSS

  1. Miguel dice:

    Hay dos errores en esa información.
    Lo primero, el MARCO está construido en las instalaciones de los antiguos juzgados y prisiones de Vigo, y no cerca de ellas.
    Lo segundo, las líneas de autobuses no están puestas al día. Con el cambio y reunificación, el autobús que llega a la Avenida de Galicia es el C3.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top