Tiempo libre en Granada

La Alhambra de Granada

Granada es una palabra que su simple recuerdo, su manera de pronunciarla, invita ya a un largo suspiro romántico. Nunca pude imaginar que hubiese una ciudad tan cercana que reuniera el pasado y el presente de la forma más bella y natural. Calles de embrujo, sonidos de agua y guitarra colgando como tachuelas en el horizonte. Granada es un lugar donde la magia y el encanto se dan la mano como una pareja de enamorados.

Habitada desde mucho antes de la época de los romanos, la ciudad siempre se ha mostrado abierta y solidaria al intercambio de culturas que la han querido y admirado. Su larga historia se nos abre fascinante en cada rincón, en cada callejuela. Pero Granada, además de historia, belleza y encanto, es un lugar donde el ocio y la diversión tienen una cabida especial.

La Alhambra es el monumento más visitado de la ciudad, hogar de los sultanes de la dinastía nazarí y el último lugar que abandonaron, con lágrimas en los ojos, los musulmanes en España. Ya sé y es obvio decir que sería imperdonable perderse en nuestra visita a la ciudad. También magnífica es la Catedral, en el corazón mismo de Granada. Un precioso edificio gótico que, aún hoy, no se considera del todo terminado. Entrad en su interior y visitar las capillas, la sacristía, y el arte que en ella se esconde, con varias obras del renombrado artista Alonso Cano.

En Granada podéis también asistir a los mejores espectáculos flamencos de Andalucía. Los gitanos han vivido en las cuevas de alrededor de la ciudad durante generaciones. Estas cuevas, hoy en día perfectamente equipadas y cómodas ( no imaginaros una cueva en el sentido lógico de la palabra ), son el mejor lugar de Granada para ver flamenco. Un espectáculo que incluya cena puede ser algo caro, pero si os apetece hacer algo exquisito y único, es lo mejor.

La Alcaiceria de Granada

Si queremos irnos de compras, elegiremos sin duda las estrechas y sinuosas callejuelas que rodean la Catedral. Aquí se pueden visitar los mejores mercados y las tiendas de los antiguos comerciantes, el mejor lugar para llevarnos un típico recuerdo granadino. A esta zona se le conoce como la Alcaicería, y encontraremos tiendas que venden de todo, desde camisetas, hasta trajes de flamenca, joyas y otros productos turísticos.

Siempre suele estar llena de gente, por lo que, tomároslo con paciencia. Buscad si podéis las tiendas de cerámica a mano, las de guitarras, ya que sus artesanos son las que fabrican las mejores de España. Estas últimas tiendas las encontraréis sobre todo en el barrio de Realejo.

Y para terminar, nada mejor que irnos de tapas por la ciudad. En la mayoría de los bares y restaurantes de la ciudad, con sólo pedirnos la bebida, nos traerán gratis una tapa para degustar. Os recomiendo la zona cercana a la Catedral, en el Albaicín, así como los bares cercanos a la Universidad o en la calle de Pedro Antonio de Alarcón.

Como véis, hay muchas cosas que hacer en Granada, además de visitar museos, o hacer excursiones por la provincia. Seguro que la ciudad, su encanto y su arte genuino os embrujará.

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top