Feria de Sevilla, la luz y el color de abril

Portada de la Feria de Sevilla

Cita ineludible con las principales fiestas españolas es la que tendremos del 28 de abril al próximo al 3 de mayo. Se trata de la Feria de Sevilla, una mezcla de algarabía y arte, ilusiones, buen ambiente y muchas ganas de pasarlo bien, que en estos tiempos que corren, es lo que importa.

La Feria de Sevilla comenzó como un humilde mercado de ganado, y hoy en día atrae a más de un millón de turistas de toda España y del mundo. Un lugar para el ruido, el color, la música, el baile y la fiesta. Venir por primera vez a la Feria en Sevilla es una más de las grandes experiencias turísticas que debéis vivir en vuestra vida.

La Feria de Sevilla, una de las fiestas españolas más famosas, comenzó a celebrarse en 1847, cuando la reina Isabel II concedió el permiso para que se celebrara una feria agrícola en la ciudad. Los agricultores levantaron pequeñas carpas que utilizaron como base para mostrar el ganado, mientras que los sevillanos aprovechaban la oportunidad para cantar y bailar por las calles de la ciudad. Cualquier excusa era buena para ello.

Estos días el recinto ferial se convierte en el epicentro del pueblo sevillano. Es más, se podría decir que casi se convierte en un pueblo, con la instalación de más de mil casetas de colores, adornadas con los tradicionales farolillos, luces y tablaos flamencos, y la espectacular portada de la feria, que se abre oficialmente cada año en la medianoche del primer día de fiesta, este año el próximo 28 de abril.

Las casetas son un importante punto de encuentro, aunque hay que reconocer que la mayoría de ellas son privadas, y sólo se puede entrar por invitación. Son casetas de familias, clubes, hermandades o empresas, que ofrecen lo más granado de la gastronomía popular durante los siete días que dura la fiesta. Lo más normal es ir de una caseta a otra, viviendo el ambiente, probando buen vino y unas buenas tapas.

De todas maneras, si no tenéis invitación para ninguna caseta, no os vais a quedar ni mucho menos sin vivir la Feria. Hay muchas otras casetas públicas que durante toda la semana ofrecen distintos eventos y programas. Pasear por las calles del recinto ferial ya es una experiencia en sí misma muy gratificante. Las guapas mujeres vestidas de flamenca, el colorido, el ambiente, las atracciones, los carruajes de caballos…

Es por ello que el mes de abril, al menos un día, tenéis que dedicarlo a la Feria de Sevilla. No lo penséis y disfrutar del buen ambiente y la mejor diversión.

Tags: , ,

Imprimir


También te interesará...

Sin comentarios

Comments RSS

  1. ana maria dice:

    estuve este año en la feria de abril
    que mas puedo decir que volveré lo antes posible
    muchas gracias a todos los que permitieron dias de alegria,de felicidad compartida
    musella1@htotmail.

  2. lialindas132yahoo.es dice:

    mando las fietas sevilla españa

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top