Un paseo por el centro de Castellón

Torre Fadri

Situada en la fértil llanura conocida como la Plana, entre las montañas y el mar, la ciudad de Castellón es una de las provincias más montañosas de España. Sin embargo, la riqueza de este rincón es que cuenta con hasta 112 kilómetros de costa. Una ciudad que combina lo moderno con lo antiguo, estrechas callejuelas y amplias avenidas.

Un paseo por la ciudad es una experiencia muy agradable. Encontraréis bonitos edificios modernistas, tiendas modernas, parques sombreados e importantes monumentos góticos y renacentistas. El centro es donde se concentran la mayoría de los edificios históricos, como la Plaza Mayor, la Plaza de la Lonja y la Plaza de Santa Clara, llenas de vida y que aún evocan el calor del pasado.

Símbolo de la ciudad es la Torre Fadri, un campanario octogonal de 58 metros de altura, construido siguiendo los planos de Damián Méndez entre los siglos XVI y XVII. Las campanas de esta torre han sido durante siglos las que anunciaban de los grandes eventos de la ciudad. A su lado la Concatedral de Santa María, originalmente construida en el siglo XIII, y reconstruida en el XIV. Esta iglesia es uno de los ejemplos más significativos de la arquitectura gótica de la región valenciana. Desgraciadamente fue prácticamente demolida en 1936, iniciándose los trabajos de reconstrución en 1940.

Otro de los edificios a visitar será el Ayuntamiento, erigido a principios del siglo XVIII. Observad la hermosa fachada con columnas, y las esculturas del interior. Un poco más al sur se sitúa la Plaza de Santa Clara, en el lugar del antiguo convento de la santa, primer hospital de Castellón. En el centro se halla una escultura que se refiere a la historia de la ciudad. La plaza suele ser lugar de celebración de numerosos actos, como por ejemplo la Feria del Libro Antiguo.

 Plaza Mayor de Castellón

Nos acercamos ahora hasta la Lonja, popularmente conocida como la Llotja del Canem. Este edificio fue construido durante la primera mitad del siglo XVII. Es bonita la fachada que da a las calles Colón y Caballeros, con cuatro grandes arcadas sobre pilastras toscanas. Cerca de la Plaza Mayor se halla la Casa dels Miquels, casa nobiliaria del siglo XV, y junto a ella, la Casa dels Orfens, orfanato fundado en el siglo XIX.

Desde allí podemos acercarnos al Teatro Principal, edificio de estilo neoclásico construido a finales del XIX. En la zona peatonal de la Plaza de la Paz, donde se halla el Teatro, se sitúa un elegante kiosko modernista. No muy lejos de esta plaza se halla el Casino, un monumental edificio modernista construido en 1922.

Digna de visitar es también la Basílica de Santa María de Lledó, justo al final de una gran avenida arbolada con naranjos. La primera capilla que se erigió aquí data del siglo XIV, aunque la fachada que vemos hoy es del XVI. Su forma actual data del siglo XVIII, y está rodeada de una zona ajardinada. Dentro, además de la imagen de la Virgen, hay una colección de mantos y esculturas de los siglos XVII y XVIII.

Al lado de la Torre Fadri se halla la Abadía, construida en el siglo XVI. Este edificio cuenta con la extensa biblioteca de la Sociedad de Cultura de Castellón, uno de los órganos más antiguos de la ciudad. Visitar también la Iglesia de San Miguel del siglo XVIII, muy bonita sobre todo por su interior barroco, el Convento de las Capuchinas, con su valiosa colección de pinturas de Zurbarán, y la Iglesia del Convento de San Agustín.

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top