Cruces de Mayo y el Festival de Patios de Córdoba

Festival de Patios de Córdoba

Sin lugar a dudas que Córdoba es una de las ciudades más impresionantes de Andalucía, y en especial, durante el mes de mayo, en el que se engalana con una gran cantidad de festejos que la hacen mucho más hermosa y atractiva si cabe. La primera de estas celebraciones son las tradicionales Cruces de Mayo, que conmemoran la maravillosa llegada de la primavera.

Los diferentes barrios de la ciudad compiten, por llamarlo de alguna manera, por ver cuál de ellos presenta la cruz de flores mejor decorada. La fiesta se vive con verdadera alegría, en un entusiasmo marcado por la llegada del buen tiempo, el olor de las flores, y el colorido propio de esta ciudad.

Los principales eventos de las Cruces de Mayo cordobesas son la batalla de las flores, los desfiles que vienen acompañados de música, bailes y flamenco por la noche. Las cruces de mayo podéis encontrarlas en cualquier esquina o en cualquier plaza del centro histórico de la ciudad, así como  en los barrios aledaños de San Basilio, San Andrés y San Agustín. Las Cruces de Mayo de este año tendrán lugar del 1 al 3 de mayo del 2009.

La otra gran fiesta del mes de mayo cordobés es el Festival de Patios, que este año se desarrollará entre el 6 y el 17 de mayo. Se trata de un concurso, organizado por el Ayuntamiento, en el que los propietarios de las casas de vecino engalan y decoran sus patios, para intentar llevarse los mejores premios a los patios mejor decorados.

Este Festival se viene celebrando desde 1918, y no sólo se centra en el concurso propiamente dicho, sino que a su alrededor se organizan distintas actividades, como espectáculos flamencos, acompañados de la maravillosa gastronomía cordobesa, con los vinos Montilla-Moriles y sus tapas tradicionales. Asimismo también se lleva a cabo el más pequeño, pero no por ello menos prestigioso, Festival de Balcones y Rejas, en el que los vecinos decoran con flores las rejas y ventanas de sus casas.

Es un lujo visitar Córdoba en el mes de mayo. El colorido es estruendoso, el ambiente maravilloso, y el sol aún no golpea lo suficiente como para que no podamos pasear por ella. La niña mora de Andalucía se engalana en sus patios, se viste de flor abierta, se hace cruz de mayo y patio de geranios, y se abre dicharachera para que la contemplen. La primavera y mayo es el mejor mes para venir a Córdoba. Un lujo imposible de negar, pero eso sí, tened en cuenta las fechas de que se tratan, y que la ciudad está hasta arriba de turistas. Os quiero decir con eso, que tanto los alojamientos como los transportes a la ciudad estarán repletos. Por experiencia sé que sacar en mayo, en plenas fiestas, billetes de tren de Madrid a Córdoba, por ejemplo, se vuelve casi un imposible, de modo que hacedlo con tiempo.

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top