Las mejores plazas de Santiago de Compostela

Plaza del Obradoiro

Santiago cuenta con varias plazas impresionantes, pero sobre todo cuatro en particular, son las que reciben la mayoría de las visitas de los turistas que han elegido Santiago de Compostela para sus vacaciones. Estas plazas se hallan en el centro de la ciudad, muy fáciles de encontrar, ya que se encuentran alrededor de la Catedral compostelana.

– La Plaza del Obradoiro

Esta gran plaza es la que se encuentra delante de la Catedral de Santiago. En ella, también hay otros tres edificios muy importantes y representativos. Son el Palacio de Rajoy, el Hotel de los Reyes Católicos, y el edificio de la Universidad.

Además, esta plaza es la más grande de su tipo en toda Galicia, y se convierte en el punto central de las celebraciones del 25 de julio, día de Santiago Apóstol. Allí se coloca un auditorio al aire libre, donde se celebran conciertos y otros eventos. Siempre suele estar llena de turistas, que entran y salen de la Catedral, además de los peregrinos que se concentran en la zona.

– La Plaza de la Azabachería

Esta es otra de las plazas importantes de Santiago, a sólo un corto paseo de la Plaza del Obradoiro. Se llega a ella pasando bajo el Arco de Palacio, entre la Catedral y el Hotel de los Reyes Católicos, después de subir unas escaleras.

La plaza en sí, en realidad, se halla en la fachada norte de la Catedral, y su nombre proviene de los artesanos azabacheros que trabajaban el azabache. En tiempos pasados, los comercios de estos azabacheros llenaban la plaza, y hoy en día, a pesar de que su número ha disminuido, aún se pueden comprar artículos con esta joya tan típica de Santiago.

Plaza de la Azabacheria

Aparte de las tiendas, esta plaza cuenta también con edificios muy interesantes, que no desmerecen nada a los de la Plaza del Obradoiro. Tenemos, en primer lugar, la fachada norte de la Catedral, y el pequeño jardín que hay frente a ella. Esta fachada, no tan impresionante como la principal, cuenta con una magnífica entrada. En segundo lugar, encontramos el Monasterio de San Martín Pinario, y en tercer lugar el Palacio Arzobispal.

– La Plaza de la Quintana

A la Plaza de la Quintana se puede llegar a través de varias rutas, sin embargo la fachada de la Catedral es el punto que nos dirige los pasos. Se trata de un gran rectángulo, con un tramo de escalera en el extremo superior, que lleva hasta un segundo nivel de la plaza, más reducido. Históricamente, esta plaza se llamaba antes de los Literarios, debido al enorme batallón de estudiantes que combatieron a los franceses en la Guerra de la Independencia del siglo XIX.

Visualmente, la plaza no es tan atractiva como las otras dos, debido a las fachadas de los edificios, que no están tan adornadas. Además de parte de la Catedral, también encontramos aquí el Monasterio de Antealtares, el segundo edificio más antiguo de la ciudad, y la casa palaciega de la Casa de la Parra. Desde la Plaza de la Quintana se puede ver el Pórtico Real de la Catedral, que sólo se abre en año santo.

– La Plaza de las Platerías

Se trata de una plaza mucho más pequeña, pero rodeada de preciosos ejemplos de arquitectura gallega, y adornada con una fuente en su centro, la Fuente de los Caballos. Esta plaza también cuenta con una amplia escalera de piedra en un extremo, pasando por el Banco de España y el edificio de la Sala Capitular. Ambos están construidos en granito, y están muy decorados.

Tags:

Imprimir


También te interesará...

Sin comentarios

Comments RSS

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top