Ruta Bética Romana desde Sevilla a Cádiz

Ruta Bética Romana desde Cadiz a Sevilla

Todo viajero y caminante que esté dispuesto a recorrer senderos, debe si no quiere pillar gran cantidad de calor, madrugar para realizar esta maravillosa ruta que les llevará desde Cádiz a Sevilla. En ella recorreremos la zona bético-romana, un camino maravilloso de descubrir en cualquier época del año, siendo de fácil acceso por lo que se puede realizar en familia.

Así pues, deben saber que esta ruta comienza en Sevilla, desde donde ya se pueden contemplar los primeros restos ibéricos de hace más de 2 mil años. Se trata de Itálica, un gran Conjunto Arqueológico en donde se encuentran, entre otros restos, un anfiteatro y el teatro de lo que fue una ciudad romana situada en el Bajo Guadalquivir.

Por otro lado, desde este punto de la ruta ya podrán hacer un pequeño descanso para tomar algún refresco o tentempié, ya que dispone de zonas con establecimientos para descansar de camino a Carmona. Una vez hecho el descanso, la ruta continúa por esta zona, llegando a una maravillosa Necrópolis, así como el Museo de la ciudad y las impactantes puertas romanas, la de Córdoba y la de Sevilla.

Del mismo modo, y una vez llegados aquí, se hace parada y fonda para descansar hasta el día siguiente que se retoma la ruta. Nuestro siguiente punto será dirigirnos hacia Écija, donde podrán ver el Museo Histórico y seguramente les darán a probar los manjares más selectos y tradicionales de la zona, como es el bizcocho marroquí y la espinaca labra.

Continuando la ruta Bético-romana llegarán sin problemas al tramo que se adentra en la Vía Augusta, donde encontrarán paisajes de ensueño dignos de fotografiar, desde donde se puede observar el precioso río Guadalquivir pasando rápidamente por Almodóvar del Río, en donde visitarán el Castillo.

Ya en Córdoba lo primero que contemplarán sera su impresionante puente romano, así como la mezquita de parada obligatoria, continuando por el camino hasta llegar a Montoro, una preciosa ciudad medieval repleta de callejuelas estrechas, donde podrán cenar el plato típico, la tortilla de faisanes.

Asimismo, tras haber dormido lo suficiente y tener las energías recargadas, el camino les llevará hacia Almedinilla, parando posteriormente en Puente Genil, donde verán la Villa de Fuente Álamo. Después el trayecto discurre hasta llegar a Osuna, con un precioso monasterio, el de la Encarnación, donde degustarán su gazpacho y las gachas.

Desde Osuna tomamos rumbo para llegar por ultimo a Cádiz, ciudad de aire colonial.

Foto vía: rutas del sur

Tags: ,

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top