Villafranca del Bierzo, ciudad de peregrinos

Si bien el comienzo histórico del pueblo de Villafranca del Bierzo (Castilla y León, provincia de León) podemos ponerlo hacia el año 1070, cuando se afincaron numerosos peregrinos francos y una comunidad de monjes cluniacenses, se sabe que sus orígenes están en un asentamiento romano. No obstante, no olvidemos que toda aquella cosa que tocara el camino de Santiago durante la Edad Media era transformado casi automáticamente en lugar importante.

Así pues, Villafranca del Bierzo es un hermoso pueblo que situado en un hermoso valle tiene muchas cosas que visitar.

Podemos comenzar el viaje después del Parador de Turismo, antes de la entrada de la ciudad y donde se encuentra el castillo-palacio de fines del siglo XV. Tiene torreones laterales y aún está habitada una de sus partes. Frente al castillo podemos llegar a la iglesia de Santiago a través de una cuesta. La iglesia es un templo románico (del siglo XII) de gran importancia en la ruta jacobea pues ante su hermosa puerta del Perdón, los peregrinos que no podían seguir la ruta podían obtener los mismos beneficios espirituales que en Compostela.

Si entramos ya en el corazón del municipio, a un lado de la Plaza Mayor, podemos ver cómo se eleva el convento de San Francisco con una gran portada románica, un bello artesonado e interesantes sepulcros góticos. Como presidiendo la plaza tenemos también el Ayuntamiento, que esta situado donde antes había un teatro.

Quizás la más importante de las calles de Villafranca del Bierzo es su famosa calle del Agua. Tiene una belleza señorial y es vía peregrina por excelencia. Se respira un indudable sabor medieval en sus trazados, donde se superponen los detalles renacentistas y barrocas de diversos edificios. En la misma calle destacan el palacio de Torquemada, la casa morisca, la mansión de los Álvarez de Toledo y el convento de San José.

Por otra parte, la inacabada colegiata de Santa María, edificada sobre la anterior abadía de Cluniaco a partir de mediados del siglo XVI, es un bella iglesia del gótico tardío con elementos herrerianos y platerescos.

En fin, Villafranca del Bierzo es un pequeño pueblo con gran importancia arquitectónica y monumentística. Hecha por y para el camino de Santiago, tanto si se está haciendo la ruta o si más no se pasa por ahí, dejará al visitante con un agradable sabor de boca. Si se pasa en coche, es muy recomendable hacer un alto y visitarlo durante, por lo menos, un par de horas.

Foto Vía: www.jjcosta.com

Tags: , ,

Imprimir


Sin comentarios

Comments RSS

  1. mateo dice:

    les ruego que corrijan la foto que sale en esta pagina referida a villafranca del bierzo, pues no es de esa localidad….
    gracias

  2. Carmen Marquez dice:

    Hola Mateo:

    Ya está cambiada la imagen. Gracias por el aviso.

    Un saludo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top