Huesca, arte y arquitectura en Aragón

Iglesia de San Pedro el Viejo en Huesca

Seguro que muchos conocerán la ciudad de Huesca por haber pasado por allí en pos de sus vacaciones de esquí. Sin embargo no sé porqué no son muchos los turistas que me he encontrado afirmando que han pasado al menos un fin de semana en esta ciudad. Y digo no sé porqué por el hecho de que Huesca tiene lugares muy atractivos y de alto contenido histórico.

Huesca tiene pasado romano y musulmán. Cuentan las crónicas de la época que los árabes que la visitaban hablaban de un lugar maravilloso a pesar del clima extremo, un oasis de termas, jardines y animados bazares. Desgraciadamente la Huesca de entonces perdió mucho de su patrimonio durante la Guerra Civil española.

Sin embargo nosotros os recomendamos a todas luces perderos por el centro histórico de Huesca, que aún conserva su trazado romano en calles como el Coso Alto, el Coso Bajo, Joaquín Costa y Ronda Montearagón. Precisamente en el corazón de ese centro histórico se halla la Catedral de Huesca, erigida entre los siglos XIII al XVI. Quedaros un momento frente a su fachada ya que resulta fascinante.

Frente a la catedral tenéis el Ayuntamiento renacentista de los siglos XVI y XVII con sus torres laterales. Pocas calles más abajo no cabe duda que debéis visitar el Museo Arqueológico Provincial, situado en la Plaza de la Universidad. Justo a su lado se halla el Palacio Real, al menos la torre que queda de él. Visitar el museo que alberga piezas arqueológicas de gran valor y pinturas de los siglos XV al XVIII.

Al otro extremo del centro histórico se halla para mi gusto la iglesia más bonita de Huesca. Se trata de la Iglesia de San Pedro el Viejo, templo románico del siglo XII. No esperéis un templo grandioso, ya que me fascinan su sencillez, con su fachada y su campanario y en especial el claustro interior. En su interior se hallan los sepulcros de varios reyes aragoneses.

Hay otras iglesias muy bonitas que debéis visitar en Huesca, como la Iglesia de San Lorenzo, o la Iglesia de Sam Miguel, fundada en el siglo XII al lado del puente sobre el río Isuela y que tiene una torre-campanario de las más hermosas de la región. Para fastuoso el Santuario de Santa María de Salas, fundado por Doña Sancha, esposa de Alfonso II de Aragón, a finales del siglo XII.

Huesca tiene un patrimonio monumental que deberíais conocer. Una ciudad ideal para pasar un fin de semana de arte y arquitectura. Nosotros os la recomendamos absolutamente.

Foto Vía Toño Sánchez

Print Friendly, PDF & Email

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top