El Parador de Málaga Gibralfaro

Vistas desde el Parador Gibralfaro

Qué ganas tenemos algunos de darnos unas buenas vacaciones, ¿verdad?. Con esto del buen tiempo somos muchos los que ya empezamos a perfilar las escapadas que nos vamos a dar este verano. Algunos prefieren la costa, otros la montaña, el turismo rural… En España son tantas las opciones que recomendaciones no nos van a faltar.

Hoy no vamos a ser muy originales que digamos y os vamos a recomendar la Costa del Sol. Poco originales no por la belleza de la zona, que la tiene y mucha, sino por el hecho de que es uno de los principales destinos turísticos de turistas de toda Europa. Pero sí seremos originales en cuanto al alojamiento que os proponemos, el Parador de Málaga Gibralfaro.

Sobre el Parador de Málaga Gibralfaro

Las hermosas vistas que tendréis del Mediterráneo desde el Parador ya merecen la pena. Está situado justo al lado de la fortaleza musulmana que le da nombre, en una posición de vigía de la ciudad. El nombre de Gibralfaro viene del hecho de que desde su altura se mantenía un fuego encendido para guiar a los barcos de la zona (gibral significa montaña).

El Parador de Málaga se halla rodeado de una bonita zona de pinos y cuenta con amplios espacios ajardinados. Hay una piscina en la parte superior, para nadar con las increíbles vistas. Además, cada habitación tiene un balcón para disfrutar de esas preciosas panorámicas. El Parador tiene asimismo un restaurante en el que probar lo mejor de la cocina andaluza.

Dispone en total de 38 habitaciones en sus cuatro plantas. En las habitaciones contamos con aire acondicionado, calefacción, minibar, baño completo con ducha, bañera y secador de pelo, teléfono, televisión y caja fuerte. Dentro del hotel disponemos de aparcamiento privado, cafetería, restaurante y servicios de lavandería.

Lo mejor sin duda son las maravillosas vistas que se tienen desde el hotel, sobre todo desde la terraza donde se encuentra la piscina. Quizás en los meses estivales hace mucho calor en la terraza, por lo que seguro que el chapuzón os lo daréis. Las habitaciones son bastante amplias, y quizás el único pero puede ser el precio, que en algunas críticas navegando por internet mucho consideran algo caro. Pero claro, la situación de privilegio y el hecho de que sea Parador Nacional hay que pagarlo.

Las posibilidades de llegar a Málaga y disfrutar de este parador son muchísimas. Ya sea en tren, coche, autobús o a través de su aeropuerto, al que llegan una gran cantidad de vuelos de todas las compañías, tanto internacionales, nacionales, como de bajo coste, podéis acceder perfectamente a la ciudad.

PARA RESERVAR EN EL PARADOR DE GIBRALFARO:

Foto Vía Amorimur

Print Friendly, PDF & Email

Tags:




Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top