El mercado de Atarazanas, en Málaga

Mercado de Atarazanas en Málaga

Todos los malagueños estamos familiarizados con la majestuosa Puerta de Atarazanas, que hoy en día da acceso al mercado central. Por su ubicación céntrica, se ha convertido en un lugar de paso frecuente para aquellos que, por diversas razones, necesitan ir al centro de la ciudad. Por ello, esta puerta está grabada en la memoria de muchos. Sin embargo, no todos conocen su historia ni su verdadero propósito original.

Historia del mercado de Atarazanas

Las Atarazanas fue un edificio construido durante la dominación musulmana, del cual solo se conserva actualmente su Puerta. Esta edificación, de carácter militar, sirvió como arsenal y lugar de reparación de barcos (recordemos que antiguamente el mar llegaba casi hasta los pies de lo que hoy es la Catedral). La antigua Tarazanas (como se menciona en muchos documentos históricos) fue construida por Abderramán III, y llegó a medir hasta 6.000 metros de perímetro en su época de esplendor. Dentro del recinto había una mezquita, a la que pertenece la actual Puerta de mármol blanco. Este magnífico edificio estaba rodeado por grandes murallas y almenas que lo defendían del mar, que se extendía hasta sus pies.

Tras la reconquista, la mezquita se convirtió en la ermita de San Cosme y San Damián. Fue en el año 1535, bajo el reinado de Carlos V, cuando adquirió el nombre actual de Atarazanas Reales. Desde entonces, continuó utilizándose como arsenal y fortificación de defensa, llegando a albergar hasta 300 cañones en sus murallas. Posteriormente, se separó del mar mediante una calle, y finalmente se construyó la Plaza de Atarazanas.

Sin embargo, la revolución de 1868 destruyó este magnífico edificio, dejando en pie solo la colosal Puerta entre los escombros del fuerte. Sobre las ruinas de este gran edificio histórico de Málaga, se construyó, pocos años después, en 1874, el Mercado Central. La Puerta de Atarazanas, que aún se conserva, mide 24 metros de altura y 7,5 metros de ancho. Está labrada en mármol y presenta un estilo de arco de herradura apuntado. No os perdáis el mejor recuerdo de aquella época musulmana que aún conserva la Puerta, pues a los lados del arco hay dos escudos con la inscripción «Le gali Ille Alah» (el vencedor solo es Dios).

Puerta de Atarazanas
Puerta de Atarazanas

El mercado de Atarazanas, en la actualidad

En la actualidad, el Mercado de Atarazanas es uno de los lugares más emblemáticos y vibrantes de Málaga. Con su estructura modernista y su ambiente animado, el mercado es un punto de encuentro tanto para los malagueños como para los turistas. En su interior, se pueden encontrar una amplia variedad de productos frescos: desde pescados y mariscos, hasta frutas, verduras, carnes y embutidos. Además, muchas paradas ofrecen productos típicos de la región, convirtiéndose en un excelente lugar para degustar la gastronomía local.

El mercado no solo es un lugar para hacer compras, sino también un espacio para disfrutar de la cultura y la tradición malagueña. Los visitantes pueden saborear tapas y bebidas en los pequeños bares y puestos dentro del mercado, mientras se empapan del bullicio y la alegría del lugar. La combinación de historia, arquitectura y oferta culinaria hace del Mercado de Atarazanas un destino imprescindible para quienes visitan la ciudad.

Vidriera en el mercado de Atarazanas
Vidriera en el mercado de Atarazanas

Otros lugares que ver en Málaga

Tags:




Top