La Alhambra de Granada, un paseo por su interior

Alhambra de Granada

Si a todos nos preguntaran por uno de los monumentos más significativos de España, muchos de nosotros seguro que responderíamos la Alhambra de Granada. Sin duda es uno de los grandes patrimonios que tenemos en nuestro país, herencia musulmana.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1984 y es el más bello y mejor conservado palacio árabe del mundo y, probablemente, el monumento español más conocido y valorado. Vamos hoy desde aquí a realizar una visita para que la conozcáis mejor aún de lo que ya seguramente la conocéis.

Conociendo la Alhambra de Granada

Su nombre Alhambra proviene del árabe al-Qalá al-Hamra, el castillo rojo, debido a la arcilla empleada en su factura. La ciudadela a la que se refiere el nombre actual conjunta la arquitectura civil con la militar en un singular espacio amurallado cuya longitud es de 720 metros y su anchura de 220.

La primera de las puertas que nos encontramos para acceder al recinto es la Puerta de las Granadas. A través de ella accedemos a los impresionantes jardines, los cuales ascienden por una frondosa vegetación llamada las Alamedas de la Alhambra, un auténtico paraíso de agua y fuentes que provocan una sensación fascinante. Así entramos al interior del recinto amurallado por la Puerta de la Justicia, un arco de herradura construido con ladrillo.

Fuente en la Alhambra de Granada

Estamos ahora en la Alcazaba, recinto militar al sur del conjunto, sobre la vega granadina. Su forma es triangular y la plaza de armas que se sitúa en su centro permitió el establecimiento de un pequeño barrio árabe de cuyas casas sólo restan los cimientos. Desde aquí observamos las torres defensivas que se asoman a la muralla, la Tahona, las Armas, los Hidalgos y la Sultana. Un poco hacia el interior de la propia muralla vemos la torre de la Vela, la torre del Homenaje y la torre de la Quebrada. Y una torrecita más pequeña, la de la Pólvora, donde en una placa se recogen los versos de Francisco de Icaza:

“Dale limosna, mujer,
que no hay en la vida nada
como la pena de ser
ciego en Granada”.

Llegamos ahora a la Puerta del Vino, puerta que comunica la Alcazaba y el Palacio Real. Las dependencias del palacio se organizan en torno a dos patios, el de los Arrayanes y el de los Leones. El Patio de los Arrayanes recibe este nombre por el seto de este arbusto que flanquea la alberca alargada situada en el centro del patio. En el extremo norte del patio se halla la Sala de la Barca y desde ella se accede a la torre de Comares. En esta impresionante torre, levantada sobre el valle del Darro, se encuentra el salón de Embajadores. Este salón era el salón del trono en época de los nazaríes. El nombre de Comares procede de la palabra árabe qamariyya, denominación que reciben las vidrieras coloreadas que cerraban las luces de las ventanas.

Al oeste de la torre de Comares se halla el Mexuar, sala construida en 1365 en la que el rey daba audiencia cada lunes y jueves por la mañana. De él se pasa al Cuarto Dorado y la Sala de Baños, lugar en el que la luz, al penetrar por sus pequeñas aberturas superiores, crea una atmósfera realmente maravillosa.

Patio de los Leones

El Patio de los Leones

En torno al Patio de los Leones se organiza el palacio del mismo nombre. Es un palacio rectangular de gran belleza, rodeado por 124 columnas que sostienen los arcos. En el centro se encuentra la Fuente de los Leones, con las doce estatuas de felinos sedentes sobre las que descansa el recipiente. Al norte del patio se halla la Sala de las Dos Hermanas, con bellísimo suelo de mármol, y detrás el Jardín de la Daraxa. Al oeste del patio vemos la Sala de los Reyes, a la que accedemos a través de tres grandes puertas divididas por columnas de mármol. Al sur del patio se abre la Sala de los Abencerrajes, escenario de la matanza a la que fueron sometidos los integrantes de esta influyente familia.

Para saber más: el Patio de los Leones

Fuera de las dependencias se levanta el Palacio de Carlos V, del siglo XVI. Consta de dos plantas, con bloques de piedra la inferior y balcones la superior. En el centro se abre un amplio patio circular con dos órdenes de galerías. El Palacio es sede del Museo de Arte Hispano Musulmán y del Museo de Bellas Artes.

Para tu visita te recomiendo: 

Para comprar las entradas a la Alhambra

Te recomiendo comprar las entradas on line porque así evitarás las tremendas colas que se forman para entrar. Puedes comprarlas en:

Tags: , , ,

Imprimir


8 comentarios

Comments RSS

  1. juana c. cascardo dice:

    Cuando hice el tour por Andalucía, escribí este poema:
    IMPRESIONES DE LA ALHAMBRA
    En el límite de Oriente y Occidente
    en el paso obligado
    de la comunicación entre culturas
    que primero se disputan
    luego se entremezclan
    y finalmente se amalgaman.
    En un presente de comunicaciones satelitales
    de carrera incesante
    de carencias trascendentes en el Arte
    surge ante la vista, imponente
    un Castillo que atesora historia y yace
    inerme como la Sierra Nevada
    que le hace de marco.
    Detenido en el tiempo
    sólo puede esperar su desgaste
    o la destrucción accidental
    o la visita atónita de miradas asombradas
    ante un inmenso pasado
    que fuera sepultado quizá sin comprenderse
    que necesitó siglos de asimilación
    para que la Humanidad volviera su vista, retornara,
    en la búsqueda incesante de símbolos
    representativos de una etapa que conduzcan
    a la comprensión de la eternidad del tiempo
    de la finitud del hombre en su dimensión humana
    de la relación entre los cuerpos
    que en el Universo se hallan
    inmersos e igualan al infinitivo punto
    con el macrocosmos de infinitos universos ignorados.
    JUANA C. CASCARDO
    En Granada, el 5 de Mayo de 1994
    publicado en mi libro: SOMOS TIEMPO, Poemas Homenaje y Otros Poemas, 7/2007ISBN 978-950-9256-80-4

  2. JEAN VERA dice:

    vivi den granada 4 meses, ahora radico en suramerica, y no hay un dia en que deje de pensar en granada, en la majestuasidad del Alhambra, su belleza su energia, su historia, es embrujo que te enamora. gente agradable alegre siempre te bordea, eterna alfombra de hechos y relatos historicos, eres la obra mas grande mas bella las estaciones del año te hacen ver lo noble que eres con sus colores, simpre estaras en mi corazon….

  3. sara dice:

    Seguramente la Alhambra merece la pena… yo, por desgracia, la vi de noche y lloviendo… fue un viaje de aventura más que otra cosa!!!! Me acuerdo siempre de ella, y me gustaría volver… esta vez de día y sin lluvia.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top