Alrededores de Orduña, imprescindibles

Pantano de Artziniega

El otro día comentábamos que el interés de Orduña o Urduña, además de en el pueblo en sí, se situaba en sus alrededores. Pues bien, ya ha llegado la hora de describir y dar a conocer los alrededores de este bello paraje de la provincia vasca de Bizkaia.

Qué ver en los alrededores de Orduña

Comentábamos pueblos como Amurrio, Artziniega, Llodio y Salinas de Añana. Pues bien, el interés de Amurrio se centra en el hecho de que fue el enclave más importante de los caminos del Nervión. De aquella época se pueden ver la iglesia de Santa María (de los siglos XIV y XVI), el palacio de Cejudo y la Casa de Cultura La Casona. También es interesante de ver la ermita de San Antón, antiguo lugar de reunión de concejos vecinos.

Para llegar a Artziniega hace falta atravesar la Tierra de Ayala, que contiene en su interior una gran riqueza histórica, artístico-monumental y paisajística. De ella se puede destacar Quejana, un conjunto de los siglos XIV y XVI y formado por el palacio de los Ayala, convento de San Juan Bautista y la capilla de la Virgen del Cabello.

Si nos desviamos de las rutas principales de comunicación, Artziniega merece la pena ser visitado por ser la típica villa medieval adaptada a los vaivenes geográficos. De ella podemos destacar el santuario de la Virgen de la Encina, situada a media ladera.

En Llodio, ya a pocos kilómetros de Bilbao, pero población de la provincia de Álava, podremos disfrutar del puente de Bitórica sobre el Nervión, el parque de Lanuza y la iglesia de San Pedro de Lanuza. También tienen un interés especial la Plaza Central y el Santuario de Nuestra Señora del Yermo.

Si tomamos la dirección hacia Salinas de Añana, en los 34 kilómetros que nos separan de ambos núcleos, podremos hacer una bella visita por los paisajes del puerto de Orduña y de Valdegobia. Esta zona contiene una importante riqueza histórica y monumental con varias iglesias y palacios que nos sorprenderán.

En fin, Orduña no se puede visitar tan sólo como ella misma, sino que para captar su importancia histórica y su epicentro, hay que disfrutar y ver los alrededores. Una visita a Orduña sin ir a sus alrededores es perder parte del encanto del lugar, si no completamos el viaje a Orduña con sus alrededores tenemos el riesgo de no disfrutar tanto de la visita.

Otro lugares con encanto en Vizcaya

Sitios con encanto en Álava

Nuestro hotel recomendado

Tags:

Imprimir


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top